Reservar hiphophostel
Quick search:

Filtrar por categoría


Las mejores cosas que ver en el Barrio Latino (Quartier Latin)

El Barrio Latino es uno de los mejores barrios para ver cuando se visita París. Ubicado en la margen izquierda del río Sena, el Barrio Latino es una zona turística con iglesias, bibliotecas y monumentos históricos.  Dicho esto, este barrio no es sólo un museo al aire libre, también es un lugar animado y auténtico para visitar, siendo frecuentado por muchos estudiantes y por la élite intelectual de la capital. Comienza tu recorrido por el barrio desde una de las estaciones de metro más próximas: Saint-Michel (línea número 4), Odéon (línea número 4 o 10), o Cluny-la Sorbonne (número 10). Bulliciosas librerías, pequeños cafés, iglesias en cada esquina de la calle, bienvenido al centro histórico de París.

¿Un bloque de los estudiantes?

Este barrio es un homenaje a la presencia de numerosos jóvenes estudiantes que han vivido aquí y que han estudiado Latín, la lengua utilizada en los estudios durante muchos siglos en Francia. Puedes pasar por Sorbonne, un monumento en sí mismo, el anfiteatro por donde pasaron generaciones de estudiantes, especialmente de las ciencias sociales.  Las universidades, o ‘Lycées’ (como se llaman en Francia), Henry IV y Louis le Grand, los más prestigiosos y que aceptan sólo a los estudiantes de élite en Francia. En las inmediaciones se encuentra la impresionante biblioteca Sainte-Geneviève, toda en madera y piedra, donde vienen cantidades masivas de estudiantes de Derecho, Economía y clases preparatorias para estudiar.

Sorbonne
© Paris Tourist Office – Photographe : Marc Bertrand

París Intelectual

Es también en el Barrio Latino que se encuentra el Panthéon, un monumento de estilo neoclásico (construido a finales del siglo XVIII). Si su arquitectura masiva le recuerda sus últimas vacaciones en Italia, esto es perfectamente normal; este monumento fue inspirado en el Panteón de Roma (¡construido antes de Cristo!). Es en el Panteón que están enterrados los hombres y escritores más importantes, de Voltaire y Rousseau a Emile Zola.

Teniendo en cuenta la población importante de estudiantes e intelectuales que estudian y trabajan aquí, no es sorprendente ver muchas librerías en el Barrio Latino. (Gilbert, Gilbert Jeunes, La Hune).

Pantheon
© Paris Tourist Office – Photographe : Marc Bertrand

Un refugio de pequeños cafés

Ah, ¡los pequeños cafés! Es un detalle  típicamente europeo y los franceses quedan sorprendidos cuando no los  encuentran en sus viajes, al visitar grandes ciudades no peatonales. Sólo por la posibilidad de hacer una pausa, sentarse cerca de una pequeña plaza o parque, sin mirar el reloj cada minuto. Ellos prefieren un café auténtico, con una historia y una identidad, en lugar de una cadena insípida y sin identidad, con bebidas estándar.

El Barrio Latino tiene pequeños y encantadores cafés en abundancia, cada uno con sus propias bebidas, postres y, a veces, el menú del día.  Es difícil recomendar uno en particular, pero el Place de la Contrescarpe, al final de la rue Mouffetard, es particularmente encantador. Este círculo es una isla de calma y tranquilidad, donde puedes sentarte y leer tranquilamente. En este barrio, también se pueden encontrar muchos puestos de crepes deliciosos.

Podrás encontrarte con escritores o actores franceses en el Café de Flore o en el Deux-Magots.  Siendo verdaderamente un café vintage, con camareros bien vestidos y un servicio profesional, bien formado, nada cambia aquí desde hace mucho:  es casi un viaje en el tiempo.

Deux-Magots
© Paris Tourist Office – Photographe : David Lefranc

Nuestros monumentos favoritos a visitar:

Le Musée de Cluny – Un museo medieval donde se pueden contemplar intrincadas tapicerías del Unicornio, que datan de hace varios siglos.
La Fontaine Saint-Michel – Se pueden ver desde lejos con sus columnas de color rosa y estatuas de color gris verdoso que evocan el arte italiano.
Les boulevards Saint-Germain Saint-Michel Una oportunidad para tomar un descanso y hacer algunas compras.
Les cinémas d’Art et d’essai (Le Champo, l’Epée de bois) – Donde se reproducen retrospectivas de grandes cineastas y artistas.
Les jardins du Luxembourg – Al final de rue Soufflot.  Senderos cuidadosamente podados, lagos donde vienen jugar con pequeños barcos los niños de las manzanas elegantes de la vecindad.  Este es el lugar donde el joven Jean-Paul Sartre llegó a jugar!

Jardin-du-Luxembourg
© Paris Tourist Office – Photographe : Claire Pignol

¿Dónde encontrar un alojamiento acogedor y asequible en el Barrio Latino?

Si te gustaría alojarte en el corazón del barrio, en un animado y divertido hostel, echa un vistazo a Young & Happy, 80, rue Mouffetard.

Este albergue asequible, miembro de hiphophostels, honra a las normas habituales (un equipo amable, atento a tus necesidades y una divertida atmósfera internacional). El Young &  Happy está adaptado para grupos de amigos y ofrece ingresos para innumerables atracciones e incluso paseos.

 

¡Disfruta de tu estancia!

Share this post: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

You may also like
Belleville: Un lado secreto diferente de París
27 marzo 2018
Visitar el Montmartre de Amélie Poulain
13 marzo 2018
Las mejores cosas que ver en el Barrio Latino (Quartier Latin)
1 marzo 2018
Pigalle, ¿un barrio “caliente”?
13 febrero 2018
Stay tunned
Últimas noticias

¿Por qué elegir hiphophostel?

Estilo francés

Una sutil mezcla de confort, servicios impecables y cordialidad, convivencia y encuentros con personas de todo el mundo.

Precios asequibles

Unos precios excepcionalmente reducidos para una ciudad como París, que es tan hermosa como cara, a partir de 14,50 euros la noche.

En pleno corazón de París

Con ubicaciones en los barrios más céntricos, animados y típicos de la capital francesa: Montmartre, el Barrio Latino, Belleville, Convention…

Hospitalidad

Nuestro equipo está formado por personas a las que les encanta viajar y les encanta París. Siempre está dispuesto a ayudar, a compartir consejos, a recomendar rincones fuera de las rutas turísticas tradicionales y a contar historias, las 24 horas del día.

Feedback